Condicionamiento “Ensayo”

Entrenamiento de un animal en su medio natural

Carolina Robles Portillo

Enrique Antonio Pacheco Contreras

 

RESÚMEN

 

Un perro fue sometido a un procedimiento de moldeamiento que es un

procedimiento técnico para crear conductas nuevas, desde lo mas simple hasta lo

mas complejo. Es una técnica de modificación de conducta que sirve para crear

nuevas conductas a través del reforzamiento diferencial. Con un programa de

reforzamiento positivo. El animal se mostraba miedoso cuando estaba solo con

personas. No atendía cuando se le llamaba por su nombre y mucho menos hacía

caso de la orden que se le daban. La conducta que se quiso trabajar fue la de

llamarlo por su nombre, se acercara y diera su pata.

Al principio no atendió pero a medida que se estuvo trabajando con el perro

finalmente acudió al llamado y se le pudo reforzar la conducta de sentarse y

levantar la pata.

 

La conducta operante comprende las ejecuciones cuya frecuencia se incrementa por reforzamiento. Las ejecuciones operantes se contraponen a las reflejas en que el medio produce un cambio dentro de un organismo. En términos generales, un operante se refiere más bien a toda una clase de conductas porque toda una variedad de ejecuciones producirán el mismo reforzador. Siendo así ejecución operante designaría un caso concreto de ejecución, mientras que operante señalaría, una clase de ejecuciones. Podríamos decir que las diversas ejecuciones son funcionalmente equivalentes, pues con el mismo reforzador se incrementaría la frecuencia de todos los miembros de la clase de operante.

El condicionamiento operante pone al sujeto en una situación en la que alguna de sus conductas provoca la aparición de un refuerzo; como consecuencia de la presencia del refuerzo se produce en el sujeto una modificación en la probabilidad de la emisión de dicha conducta. Con el condicionamiento operante, el animal aprende a conseguir algo -eliminar una situación perjudicial, obtener algo beneficioso… La efectividad de éste condicionamiento es tal que el sujeto no sólo aprende a responder ante una nueva situación con una conducta que formaba parte de su repertorio anterior, sino que también le puede permitir obtener un nuevo repertorio de conductas. El adjetivo “operante” se emplea para caracterizar este tipo de condicionamiento porque, y a diferencia del “condicionamiento clásico“, el sujeto interviene u “opera” en el medio, lo modifica y este reobra sobre el organismo: si los resultados de la acción del sujeto son “adecuados” (en la versión más mentalista diríamos: “placenteros”), la conducta se aprenderá, siendo más probable que se emita de nuevo en las mismas circunstancias; si los resultados de la acción no son “adecuados”(son “desagradables”) dicha conducta tenderá a desaparecer del sujeto. Atendiendo al tipo de refuerzo el condicionamiento operante puede ser de refuerzo positivo, de refuerzo negativo, castigo, u omisión.

REFUERZO NEGATIVO

Este tipo de condicionamiento operante se incluye en el marco de los modelos de refuerzo y se da cuando la conducta tiene como consecuencia la desaparición de un estímulo aversivo. Como en el caso del refuerzo positivo, en el sujeto se produce un incremento de la probabilidad de que una conducta se realice. El refuerzo negativo puede ser: de evitación, cuando la conducta impide la presencia de un estímulo aversivo, o de escape, cuando la conducta elimina la presencia de un estímulo aversivo.

REFUERZO POSITIVO O PREMIO

Este tipo de condicionamiento operante se incluye en el marco de los modelos de refuerzo y se da cuando el refuerzo es un estímulo que aumenta la probabilidad de la emisión de la conducta que provoca la aparición del refuerzo. Un ejemplo típico es el caso de una rata que pulsa una palanca y consigue comida.

Método

Un perro de aproximadamente 3 años de edad, al inicio del experimento, vive en la parte trasera de una casa junto a 5 perras hembras. El perro fue sometido a 12 horas de privación del alimento. Y alejado de las hembras, El perro carecía de experiencia experimental. Se dividió el alimento en porciones iguales durante una hora y se hizo de esta manera para que al hacer el condicionamiento el perro no se saciara de comida y por consecuencia no se le pudiera condicionar las ordenes.

Procedimiento

Una vez llevada a cabo la privación se sometió el perro al siguiente condicionamiento: se le llamaba al animal por su nombre y no hacía caso, se le daba la orden de que levantara la pata y tampoco hacía caso, por el contrario se escondía en su casa y no salía de ella. Primer paso: Se privó al animal 12 horas sin comida, se dividió su comida en porciones iguales durante una hora. Se le llamaba al perro y a cada acercamiento se le daba una porción de su comida, asi poco a poco durante la hora.

Segundo paso: Al siguiente día cuando se logró que se acercara, se le volvió a privar 12 horas de su comida, se dividió el alimento en 1 hora y empezó la orden nueva, se le pidió que se sentara al llamarlo ya que se acercara, así se estuvo trabajando al perro hasta que logro sentarse.

Tercer paso: Se volvió a privar al perro de alimento durante 12 horas, se dividió su alimento en porciones iguales durante una hora y se comenzó la siguiente orden que fue la de además de sentarse, dar la pata.

 

Resultados:

Vemos como durante el primer procedimiento el animal se rehusaba al llamado ya que tenía miedo al acercarse a cualquier humano, como vemos en las gráficas las respuestas eran al principio muy separadas las unas de las otras sin embargo con la privación de comida y las nuevas ordenes el perro logró acercarse. La segunda ocasión fue más fácil ya que animal ya contaba con un entrenamiento previo, poco a poco fuimos llenando el repertorio del animal con los siguientes procedimientos hasta que pudimos finalmente lograr que el animal se acercara a nosotros, se sentara y finalmente nos diera la pata. Vemos en la última parte del registro como al final de la hora el animal ya hacía la orden con mucha facilidad y naturalidad hasta que formo parte de sus repertorios. Utilizamos el método de reforzamiento condicionado y nos fuimos hacer cando con aproximaciones sucesivas hasta llegar al objetivo planteado.

Conclusiones:

En conclusión vemos como los seres humanos y los animales podemos utilizar nuestros repertorios que aprendemos durante el transcurso de nuestra vida. Ya sean acciones que sean beneficiosas para nosotros así como las cuales ya no nos estén funcionando correctamente. Así como dijo Skinner en sus libros la conducta que aprendemos la podemos desaprender también de la misma manera. Este es un gran aliciente ya que podemos hacer grandes cambios.

Con este experimento de nuestro animal pudimos cerciorarnos de las sabias palabras que nos enseñan en los libros. La conducta de un ser viviente es tan fácil de condicionarla a los medios en los que nos desarrollamos, que se vuelve el conocimiento una gran responsabilidad.

La conducta humana viene dada por reacciones adaptativas a los estímulos ambientales. La psicología estudia la conducta del hombre a partir de la observación de su comportamiento y de sus condiciones. En la conducta humana existen factores influyentes, como son los factores biológicos y los factores ambientales o de socialización, estos últimos refiriéndose a la influencia de la familia, los amigos y la sociedad en el comportamiento de todo individuo. Descubrimos aquí que con un buen método y un objetivo planteado podemos hacer grandes cambios no solamente en algún animal o persona si no en nosotros mismos para poder llegar a una vida mas plena, y funcional.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s